• Instagram
  • Facebook
  • YouTube

Evaluación, capacitación y apoyo garantizan la salud ocupacional

Las empresas que han invertido en resiliencia estratégica, operativa y financiera a los riesgos globales emergentes, por el covid-19, estarían mejor posicionadas para responder, recuperarse de la crisis y velar por la salud de sus empleados.


salud ocupacional, covid-19, empresas públicas y privadas, generación de recursos, pandemia, crisis económica, Ministerio de la Producción, confinamiento, Dra. Alejandra Hidalgo, protocolos, autoreporte, teletrabajo, focos de riesgo, protocolos de bioseguridad, Organización Internacional del Trabajo, conciencia mundial, salud integral, nueva realidad, crisis de ansiedad, síndrome de 'burnout', síndrome de ‘estar quemado’, operaciones preventivas, ansiedad y estrés, salud en el trabajo, Administración de Seguridad y Salud Ocupacional, exposición al virus, ejercicios de respiración, sistema inmune, riesgos globales emergentes
Los casos de crisis de ansiedad se han intensificado en los puestos de trabajo. Fotos: Multimedia WIX

Garantizar la salud de los empleados ha sido el gran desafío para las empresas públicas y privadas, ya que de ello depende su sostenibilidad, la recuperación y generación de recursos, que por la pandemia han sido mermados significativamente, obligando incluso a muchas instituciones a cerrar o dar un giro de negocios para intentar superar la crisis económica. Según el Ministerio de Producción, entre el 16 de marzo y el 24 de mayo de 2020, las pérdidas en ventas llegaron a USD 14 101 millones. El confinamiento paralizó cerca del 70% de las actividades económicas, según este organismo.

Con la reapertura del sector económico, conocer el 100% del estado de salud de los colaboradores es fundamental para reducir la incertidumbre. La Dra. Alejandra Hidalgo, médico ocupacional, explicó que esta tarea es imprescindible para no solo proteger los intereses de las empresas, sino también de la comunidad. El uso del transporte público para ir a laborar, la entrada y salida de casa y de los puestos de trabajo, entre otras circunstancias, mantienen latente la posibilidad de contagio. En esta medida, mapear el estado de los miembros de su talento humano es parte de la responsabilidad social de las compañías.


Entre las primeras decisiones están la revisión y fortalecimiento de los protocolos y encuestas de autoreporte, lo cual permitió a las organizaciones identificar las enfermedades existentes, que las ponen en estado de fragilidad ante el covid-19, la convivencia con población aparentemente vulnerable y los viajes actuales, que los ubican como posibles portadores. A esto, se suma la revisión de condiciones y herramientas básicas para, de ser necesario, ejercer el teletrabajo. Esta información ayuda a segmentar la población de las corporaciones para establecer focos de riesgo.


Con la paulatina apertura de los diferentes sectores que promueven la economía del país, la salud de los ecuatorianos es una responsabilidad compartida. La aplicación de los protocolos de bioseguridad parte en los hábitos de casa y se traslada a las compañías, entidades que asumen el compromiso de tomar acciones efectivas.


La Organización Internacional del Trabajo (OIT) destaca en su página web, que las enfermedades relacionadas con lo laboral, por sí mismas, ya constituyen una pandemia por la que cada año mueren 2 350 000 personas. Por ello, llama a promover la conciencia mundial y pide sujetarse estrictamente a los lineamientos que garanticen la salud integral.


Otras decisiones que requieren ser ejecutadas con prontitud son las capacitaciones. La doctora Hidalgo, también médico familiar, explicó que era necesario adiestrar a las personas, no solo sobre cómo usar la mascarilla, los productos de desinfección, etc., sino que debían contar con herramientas o guías para enfrentar una nueva realidad como el teletrabajo, las clases en casa, cómo cumplir con la limpieza del hogar, la preparación de alimentos, cuidar a los niños, sin que esto perjudique a las responsabilidades profesionales.


La especialista reconoció que el aumento de los casos de crisis de ansiedad, junto al uso de fármacos para su tratamiento, ocupan el primer lugar de atenciones en su consultorio. El estrés y el síndrome de 'burnout' o síndrome de ‘estar quemado’ (una dolencia de los trabajadores al ser sometidos a cargas de estrés) son otras patologías intensificadas en los puestos de trabajo, lo que a su criterio expone a los empleados a perder la concentración y ampliar la posibilidad de cometer errores.


Este antecedente ha promovido una segunda fase en operaciones preventivas. La mayoría de las entidades crearon grupos especiales de seguimiento y observación de posibles casos de ansiedad y estrés. La labor específica es acompañar y procurar espacios de mediación, para que el empleado reformule sus ideas tomando un respiro, llamando a sus familiares para conocer su situación, ejecutar pausas activas cada dos horas, entre las más destacadas.

Los responsables de prevención de riesgos laborales y salud en el trabajo, deben realizar una evaluación constante sobre la exposición al covid-19. Para ello, se puede considerar la clasificación del nivel de riesgo establecido por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos, la cual ha dividido las tareas de trabajo en:


1 Elaborar y socializar a los trabajadores y/o servidores un documento informativo sobre: generalidades, signos, síntomas y modo de transmisión de la enfermedad.


2 El riesgo de exposición al virus, por puesto de trabajo, debe precisar niveles como: muy alto, alto, medio y bajo.


3 Separar momentos en la jornada de trabajo para estar solo, tomar conciencia de las emociones y traer la mente al momento presente, con el propósito de que el empleado reconozca y acepte sus emociones, y recuerde que lo que experimenta es por una situación que no depende del trabajador y que hay que aprender a regularlas.


4 Realizar ejercicios de respiración controlada.


5 Al llegar a casa, hay que cumplir con normas de bioseguridad antes del ingreso, para cuidar la salud de la familia.


6 Cuando llegue a casa, debe desconectarse del trabajo y asegurarse de separar un tiempo para realizar actividades que resulten placenteras como leer un libro, cantar, bailar, jugar, compartir con los seres queridos, etc.


7 Si realiza teletrabajo, debe separar el tiempo dedicado a la familia, manteniendo en casa la disciplina de lavarse las manos.


8 El estado de ánimo positivo ayudará a que el sistema inmune se proteja. Está demostrado que los pensamientos negativos deprimen el sistema inmune y lo vuelve débil frente a cualquier virus.


9 Mantener en lo posible una adecuada higiene de sueño y alimentación.


10 Evitar el consumo de tabaco o alcohol.


11 Realizar ejercicio y consumir mucho líquido.


12 Utilizar fuentes oficiales para informarse sobre la emergencia o evitar estas noticias.


13 Los documentos informativos deberán socializarse a los trabajadores y servidores a través de medios electrónicos, folletos, carteleras u otros en los centros y lugares de trabajo.


La médico ocupacional enfatizó que las compañías, que han invertido en resiliencia estratégica, operativa y financiera a los riesgos globales emergentes, por el covid-19, estarán mejor posicionadas para responder y recuperarse de la crisis.


Antes de finalizar su aporte, comentó que la realidad ha superado a cualquier supuesto de la naturaleza o del conocimiento humano. La tendencia epidemiológica ha colapsado a los hospitales y ha cambiado la vida, literalmente, de cada familia en todo el planeta.

Entradas Recientes

Ver todo
La protonterapia, precisa y segura contra el cáncer

La protonterapia utiliza un haz de partículas aceleradas de alta energía, que permite dirigir el depósito de la radiación en el tumor.

120 millones de personas sufren de migrañas en el mundo

¿Cómo tratar los dolores de cabeza en casa? Cultive hábitos de vida saludables: la actividad física, meditación o yoga, serán de ayuda.

La IFI se renueva para impulsar la ciencia y la innovación en salud

Los desafíos que enfrenta la salud han impulsado al sector a renovar su enfoque para un impacto positivo en la vida de los pacientes.

Lo nuevo