• Instagram
  • Facebook
  • YouTube

Laboratorios Weir renovó su certificación de BPM de la ARCSA

Laboratorios Weir recibió la certificación de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), otorgada por la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) tras cumplir con el 100% de las exigencias de esta entidad de control. Este sello fomenta la competitividad del sector farmacéutico, comprometiéndolo a cumplir con los estándares de calidad impuestos por la OMS. La renovación del certificado también le permite al laboratorio la fabricación de semisólidos: cremas, ungüentos, pomadas y geles farmacéuticos.


“Con esta recertificación de BPM ponemos en evidencia nuestros principios de innovación y calidad en todos los procesos productivos, desde una operación rigurosa que crea confianza en la colectividad, mayor competitividad y mejor aceptabilidad de nuestros productos en el mercado” dijo Paul Weir, presidente de Laboratorios Weir.


Desde sus inicios en Ecuador, hace, 40 años, Laboratorios Weir invierte de manera permanente en innovaciones tecnológicas, renovación de equipos y capacitación del talento humano que aseguran la máxima calidad posible.


Paul Weir, Ana Karina Ramírez y Jorge Angelo Weir posando con un certificado de Buenas Prácticas de Manufactura.
Foto: cortesía Laboratorios Weir

De izquierda a derecha: Paul Weir, presidente de Laboratorios Weir; Ana Karina Ramírez, directora ejecutiva de la Arcsa; y Jorge Angelo Weir, vicepresidente de Laboratorios Weir.

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Con la cirugía intrauterina se corrige la espina bífida del bebé

Las causas de la espina bífida son desconocidas. El consumo de ácido fólico, por parte de la madre, puede ayudar a reducir el riesgo.

Yves Rocher, la marca experta en cosmética vegetal, está en Ecuador

Una tienda de cosmética vegetal se abrió en Quito. La marca tiene origen francés. La encuentra en Scala Shopping Mall.

El saludable encanto que tienen   los quesos maduros

Según el estudio PURE, el mayor consumo de lácteos se asoció con un menor riesgo de mortalidad y de enfermedades cardiovasculares.

Lo nuevo