top of page
  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube

Ghosting, el vínculo afectivo que desaparece sin dejar rastro

Actualizado: 29 mar 2023

Un estudio de la Universidad de Georgia expone la problemática. Una psicóloga clínica aconseja cómo enfrentarla y recomienda criar niños sanos, que tengan la posibilidad de manejar espacios de frustración y ser felices con lo que hay y con quienes tienen cerca.

Una mujer sufre al revisar las redes sociales en su celular | Prilmed | revistafamiliardesalud | revistadesaludQuito
Fotos: Freepik

Cuando de pronto una persona con quien ha entablando una relación, ya sea amistosa o afectiva, desaparece de forma abrupta, deja en visto una conversación, sin volver a hablar, ni a contactarse o incluso lo bloquea en redes sociales, a este fenómeno se lo conoce como ghosting.


Una investigación realizada por la Universidad de Georgia, publicada en el portal del diario El País de España, explica que, a decir de la autora del estudio Christina Leckfor, “dos de cada tres participantes, todos adultos jóvenes, habían hecho ghosting y también habían sido víctimas de esta práctica en repetidas ocasiones. La mayoría lo consideraba una estrategia ventajosa porque era fácil, evitaba la confrontación y les parecía más educado que un rechazo duro y frontal”.


Sin embargo, las conclusiones del análisis reflejaron que la huella que deja esta práctica de desaparecer es más profunda sobre la salud mental que la del rechazo abierto. “Al cabo del tiempo el recuerdo de haber sido víctima del ghosting era más doloroso que el de una ruptura directa. Es muy posible que los que optan por esta salida no sean muy conscientes del daño que provocan al otro”, explica Leckfor.


La doctora Lorena Merino, psicóloga del Hospital de los Valles, explica esta situación y los síntomas ansiosos que se presentan en pacientes que han atravesado por el ghosting, “las redes sociales y la mensajería instantánea han dado lugar a que las relaciones emocionales pasen de ser relaciones sólidas, a ser relaciones líquidas, las cuales nos habla de una presencia fantasma, casi espectral, algo escondido, sin forma definida y sin realidad”.

Dra. Lorena Merino, psicóloga del Hospital de los Valles. Foto: cortesía Dra. Lorena Merino.

Por ello, el contacto virtual como el chateo, sin vínculo definido, es una relación sin nombre, sin límite, que no se enfoca en una estructura determinada, donde no existe responsabilidad, ni compromiso afectivo por el otro. En la actualidad se vive la era de lo casual; de lo “líquido, como el agua, que simplemente se escurre”.


Al ser relaciones momentáneas, estas se vuelven reemplazables de manera inmediata. Por citar un ejemplo: una amiga lo deja en visto, cuando ha encontrado a alguien que calce mejor en el momento determinado que lo requiere. El contacto virtual ha generado un patrón de comportamiento donde, “ya no somos tratados como personas únicas e irrepetibles, sino como un número más”.


Las expectativas sociales se han vuelto muy demandantes, con relación al tipo de novio/a o esposo/a que se debe tener, o la ropa que se debe vestir, las amistades, el trabajo ideal, el modo de vida, etc. Todo se ha vuelto reemplazable, la vestimenta (se usa dos o tres veces y se la descarta), las relaciones, las parejas, el sexo, son desechables.


El encariñarse hoy en día es un signo de ingenuidad. Es mal visto la preocupación y el estar pendiente, a ese comportamiento se lo tilda de intensidad. Por esta razón, el desinterés se vuelve más sencillo, la lejanía y el no mostrar preocupación da un poder. “La pregunta es: ¿quién gana y quién pierde en un juego donde no hay interés? la respuesta es nadie, los dos terminan perdiendo, pues no hubo juego”, afirma Merino.

El manejo emocional de una situación de este tipo no es sencillo, porque estas personas se enfrentan a un duelo. A una pérdida frente a la ruptura de un vínculo invisible, al no tener respuesta. “Este duelo solo se lo supera al pasar por cada una de las fases para poder elaborarlo (shock, negación, ira, negociación ¿será que le vuelvo a escribir para ver qué pasa?, depresión hasta la aceptación). No se lo supera rápidamente”.


Se recomienda, entonces, que primen los vínculos reales, con involucramiento genuino, juntarse en espacio de reflexión, conversación, complicidad y humor. Aprender a disfrutar con los que llegan al encuentro planificado, saber manejar la frustración, ser capaces de elegir lo que se quiere en la vida y con quien se desea estar, estos parámetros permitirán el manejo de las emociones y dejar de lado la ansiedad. Es importante criar niños sanos, sin miedo a los vínculos, que tengan la posibilidad de manejar espacios de frustración y de relacionarse sanamente sin esperar la respuesta del otro.



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Cinco maneras naturales de reducir la presión arterial

Las modificaciones en el estilo de vida representan el 70% del éxito para reducir la presión arterial.

El cuadro de medicamentos básicos será revisado

Las instituciones del Sistema Nacional de Salud podrán solicitar la inclusión, exclusión y modificación de medicamentos del cuadro nacional.

La salud en Ecuador desde tres ópticas

Las enfermedades no transmisibles, afectaciones mentales y sindemia fueron los ejes para analizar la problemática de la salud en Ecuador.

Lo nuevo
bottom of page