• Ma. Fernanda Arauz

Evite aumentar de peso en las temporadas de fiesta

Tome precauciones para disfrutar de las tradicionales comidas de Fin de Año con tranquilidad. Ponga atención al tamaño de las porciones y deléitese del postre sin remordimientos. Equilibre sus platillos, haga ejercicio y no consuma bebidas dulces.

La proteína blanca de pavo o pollo es ideal acompañarla con ensaladas verdes. Fotos: Freepick

Las fiestas de diciembre cambian la dieta diaria. La emoción de las celebraciones envuelve y se prolonga para recibir al nuevo año y al Día de Reyes. Estas reuniones sociales representan más comida, licor y dulces, que ingresan al organismo.


La mayoría de las personas sube entre una y dos libras en estas festividades tradicionales. Cuando se mira la cantidad real de unas cuántas golosinas, las calorías se incrementan de forma acelerada. Aumentar cinco libras antes del fin de año, significa ingerir 17 500 calorías extras, entre hoy y enero.


Como es costumbre, durante estas semanas se eleva el consumo de postres y, sobre todo, se llevan a cabo varias cenas, almuerzos y comidas especiales. En estas conmemoraciones es común tener al alcance fundas de caramelos, canastillas navideñas, pan de pascua y demás alimentos habituales al momento de sentarse a la mesa.


En nuestro país es usual reunirse en Navidad o Fin de Año acompañados de abundantes menús, que incluyen aperitivos o bocadillos previos. El plato fuerte –regularmente– está compuesto de una porción de pavo con ensaladas y carbohidratos como arroz, papas, pasta, entre otros. Esta al parecer sería una comida equilibrada. Sin embargo, no se toma en cuenta los aderezos, postres y porciones extras.

Susan Bowerman, especialista en nutrición de Herbalife Nutrition, expone varias recomendaciones para mantener un balance, sin excesos, en esta temporada. Sugiere seguir con una rutina de ejercicio y de alimentación regular, y no dejarlas en el olvido. El consejo es no pasar muchas horas sin comer, antes de las cenas. Esto hará que desee menos alimentos o que agrande sus porciones.

También es importante tomar un bocadillo, que le satisfaga, durante la mediatarde, antes de estas comidas y controlar el consumo de alcohol. Recuerde que la mayoría de licores tiene grandes cantidades de calorías, puede alternar sus bebidas con agua o té.


No es necesario eliminar las golosinas por completo. Sin embargo, puede reservarse para aquellos alimentos o postres que generalmente se preparan en esta época del año. Diciembre puede ser estresante, lo que origina –en algunas personas– comer por ansiedad.


No olvide descansar y recargar energías. Cuando el estrés le impulse a comer, tome una taza de té, practique su rutina favorita de ejercicios o lea un poco. Es mejor enfocarse en lo positivo que viene con las celebraciones y utilizar esa perspectiva para fortalecer su compromiso con un plan de alimentación saludable y con el deporte.

Foto: Pixabay

Sara Rivera, asesora de nutrición de Herbalife Nutrition, también explica que “durante las fiestas decembrinas es importante prestar atención al tipo de alimentos que vamos a preparar. Por ejemplo, para una cena de Navidad o Fin de Año es mejor la proteína de pollo o pavo, que la de cerdo. Además, si ya tiene una porción de carbohidratos como el arroz, evite incluir más macronutrientes de este tipo como papas o pastas e ingiera ensaladas verdes”.

Entradas Recientes

Ver todo