top of page
  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube

¿Los cerebros pueden ser de derecha o izquierda?

Este cuestionamiento, plantea que los seres humanos tienen una tendencia ideológica que se origina en ciertas estructuras del cerebro. Particularmente, en dos: la corteza cingulada anterior y la amígdala. El desarrollo de estas determinaría la afinidad a líneas de pensamiento liberal o conservador.

Mujer con cerebro en mano, neuropolítica.
Fotos: Freepik

Existe la posibilidad de que la intención de votar por un determinado candidato ya esté definida, sin que lo sepamos. La neuropolítica, que articula las teorías políticas con el funcionamiento cerebral, ayuda a comprender cómo, en milésimas de segundo, el cerebro ha programado y tomado una decisión por nosotros. Esto ocurre, tanto en situaciones simples (la elección de compra en un centro comercial), como al momento de sufragar.

Entre las principales funciones de la corteza cingulada anterior están la detección de errores y toma de decisiones. En algunas personas este tejido es más grueso. Esta condición se la asocia a individuos de izquierda, marcada por una importante sensibilidad, con una elevada capacidad de identificarse con grupos. Mientras que, la amígdala regula el procesamiento y almacenamiento de reacciones emocionales. A través de resonancias magnéticas, se ha determinado que esta es mayor en quienes se consideran de derecha. Las características que se reflejan en la personalidad es el individualismo y la capacidad de reprimir emociones. Esto indica que los sujetos liberales rigen su voto por las emociones y la influencia social, mientras que los conservadores lo hacen basados en la mente racional y en sus propios intereses.

Dr. Armando Camino, médico psiquiatra. Foto: cortesía Dr. Armando Camino.

Queda por dilucidar la causa del crecimiento o fortalecimiento de estas estructuras neuroanatómicas. Si son de origen genético, es decir nacimos con esta cualidad, el apego a una corriente política estaría determinada desde la cuna. Algo que no comparte, el doctor Armando Camino, médico psiquiatra coordinador del Área de Salud Mental del Hospital del Club de Leones y director del Grupo Psique Camino y Colaboradores: “Sobre el desarrollo de ciertas partes del cerebro los estudios no son concluyentes y pueden obedecer a los estímulos que estamos expuestos durante nuestras vidas. Esa es la personalidad premórbida (cambios en el comportamiento)”.


El experto apunta a que un ambiente marcado por acciones de solidaridad, apego, apoyo comunitario y convivencia familiar (de izquierda), frente a uno regido por aislamiento, bien propio, normas estrictas y disciplina (de derecha), puede llevar a que una o varias zonas cerebrales se fortalezcan o impongan su funcionamiento. Si se acepta que los procesos cognitivos, en estos ejemplos, funcionan de manera distinta, es propio aclarar que el ser humano es holístico y un ente bio (cerebro) psico (comportamiento) social (entorno).


Dar el voto a un candidato político va a depender, no solo de los valores históricos, socioeconómicos o culturales, sino también del mecanismo cerebral que interviene en la toma de decisiones y los condicionamientos usados al momento de guardar la información.

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


Cinco maneras naturales de reducir la presión arterial

Las modificaciones en el estilo de vida representan el 70% del éxito para reducir la presión arterial.

El cuadro de medicamentos básicos será revisado

Las instituciones del Sistema Nacional de Salud podrán solicitar la inclusión, exclusión y modificación de medicamentos del cuadro nacional.

La salud en Ecuador desde tres ópticas

Las enfermedades no transmisibles, afectaciones mentales y sindemia fueron los ejes para analizar la problemática de la salud en Ecuador.

Lo nuevo
bottom of page