• Ma. Fernanda Arauz

Active las tres esferas para tener una buena salud

Marcela Rivera, cirujana y especialista en Estética Oncológica, recomienda este 2021 vivir en equilibrio y plenitud, con un espíritu libre y adaptable a las condiciones que se presenten. También se puede cambiar el sistema de creencias, si es necesario.

Para lograr un desarrollo integral no debe olvidar de enfocarse en cuerpo, alma y espíritu. Fotos: Pixabay

Al iniciar un año siempre se busca elevar el estilo de vida. Se plantean objetivos, se tiene la esperanza de concretar proyectos y de olvidarse de lo que no fue, de lo negativo, de aquello que pasó y no se pudo evitar. La cotidianidad dio un vuelco con la pandemia en el 2020 ¿Cómo salir adelante en este período?


Marcela Rivera es médica cirujana y especialista en Estética Oncológica, quien explica los pasos a seguir sobre la base de la perspectiva que más le gusta: cuerpo, alma y espíritu. “No podemos olvidar ninguna de las esferas que nos conforman, para que, al momento de dar una alternativa terapéutica y consejos de salud, lo hagamos de una manera integral. Se deben considerar las tres dimensiones que constituyen al ser humano”.


En 2020 se vivieron impactos emocionales fuertes. De acuerdo con los expertos, esto ha generado niveles de cortisol muy altos en la sangre por el estrés, la ansiedad y la falta de sueño. Una de las potenciales consecuencias es el incremento de las enfermedades, no solo físicas sino psicosomáticas e incluso, la cronificación de patologías mentales.


Lo recomendable es hacer una pausa cada vez que se pueda, para analizar los hábitos y darle un sentido a la vida desde la gratitud. La especialista indica que es necesario detener el ajetreo diario, empezar de nuevo, corregir lo que se está haciendo mal, con esperanza y perseverancia.


La alimentación influye en cómo se siente cada persona. Es clave disminuir azúcar, harina y grasas saturadas, al igual que controlar el índice de masa corporal (IMC). Recuerde que los registros de mortalidad, durante la pandemia, reflejaron un aumento en pacientes que tienen sobrepeso y obesidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que estas dos últimas dolencias son las que más muertes causan en el planeta.

El avance de la tecnología en nutrición y suplementos nutricionales es fundamental. Hoy, se cuenta con patentes inteligentes de micronutrientes, que aportan grandes cantidades de principios activos para alimentar las células, disminuir los temidos radicales libres y mejorar la estabilidad del ADN celular.



También es importante el sueño. Dormir es necesario, ya que desconectarse del mundo permite apoyar el sistema de reparación celular. Cuide la mente y el espíritu, “estoy convencida de que cuando el cuerpo decae por una enfermedad es primordial estar fortalecido en nuestro ser interior, porque este es el que levanta y sostiene a las personas. Un espíritu sano y un estado emocional equilibrado ayudan a sacar una fortaleza infranqueable que lo lleva a la dimensión de la sobrevivencia y de la resiliencia”, afirma.

La OMS dio como concepto de salud, la capacidad de las personas y las comunidades para adaptarse o para autogestionar, de forma positiva, los desafíos físicos, mentales o sociales, que se les presenten. Para ello, es valioso, explica la especialista, “proteger primero la mente, renovándola diariamente y estar psicológicamente fuertes, no vivir en el temor, saber identificar las emociones, sin acallarlas con un falso positivismo ante lo que nos ocurre, teniendo la valentía de buscar ayuda”.

Entradas Recientes

Ver todo