• Instagram
  • Facebook
  • YouTube

La neumonía es la principal causa infecciosa de muerte infantil

La neumonía requiere de atención médica especializada urgente. No se automedique, consulte al médico y prevenga la dolencia. Es una enfermedad que mató, en 2018, a un niño menor de 5 años cada 39 segundos.

Niño enfermo con peluche en cama. La neumonía infantil es la principal causa de muerte infecciosa en menores de 5 años.
En el Ecuador se administran gratis vacunas durante el primer año de vida. Fotos: Freepik

La neumonía es una enfermedad causada por virus, bacterias y hongos. Dentro de los agentes más comunes están las bacterias Streptococcus pneumoniae y el Haemophilus influenzae tipo b. Es la principal causa infecciosa de muerte infantil en el mundo, responsable del 15% de todas las defunciones de menores de 5 años. En el 2018, la neumonía causó el fallecimiento de 800 000 pacientes en este rango de edad. Es decir, uno cada 39 segundos.


Si tiene un pequeño en casa, debe estar vigilante a los siguientes síntomas: congestión nasal, dolores de cabeza, tos fuerte, fiebre, respiración rápida que marca las costillas, junto con un dolor agudo o punzante en el pecho. También puede presentarse una coloración azulada en los labios y las uñas debido a la poca oxigenación en la sangre.


El familiar debe notificar al profesional de la salud encargado de la atención del menor, porque se requiere del suministro de medicación. Tamara Rosales es especialista en Pediatría e Infectología Pediátrica, recomienda no automedicar a los niños y completar adecuadamente su esquema de vacunación. Esto permitirá que la enfermedad no se complique.

La neumonía suele ser tratada con éxito, sin presentar complicaciones. Pero no está libre de ellas, especialmente en aquellos grupos de alto riesgo (personas de la tercera edad). Las complejidades pueden estar relacionadas con la propia infección o con los fármacos utilizados. Si eso ocurre, lo mejor es llamar al médico.


La mayoría de los pacientes mejora entre los siete y 10 días, con un procedimiento adecuado. En el caso de una neumonía severa, este período se puede extender. Existe el riesgo de que, con la dolencia, se comprometa el sistema inmunitario o se padezca a futuro una enfermedad pulmonar o cardiaca.


La prevención es la principal arma ante una enfermedad: “dentro del calendario nacional de inmunización, se administran de forma gratuita vacunas durante el primer año de vida. Entre 2010 y 2017, la tasa de mortalidad de menores de 5 años disminuyó un 24%, en gran parte por la vacunación”, asegura Rosales.

Los cuidados en casa, antes de que el enfermo sea hospitalizado, son importantes. El paciente debe descansar, mantenerse hidratado y tomar los medicamentos que le hayan indicado. Una vez que se encuentra en un centro de salud, los tratamientos que recibe para palear la enfermedad son varios y dependen de la gravedad, la edad y el estado general de su salud. Entre ellos, el suministro de antibióticos, medicamentos para la tos, antifebriles y analgésicos.


Al volver a casa y para una recuperación acorde, se debe beber líquidos para evitar la deshidratación. Es importante acatar todas las recomendaciones, visitar al médico para valorar la buena evolución y detectar alguna posible secuela futura.

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
El saludable encanto que tienen   los quesos maduros

Según el estudio PURE, el mayor consumo de lácteos se asoció con un menor riesgo de mortalidad y de enfermedades cardiovasculares.

Las vacunas salvan cinco vidas por minuto en países de bajos recursos

Pfizer Latinoamérica organizó un foro virtual para hacer un llamado sobre el uso de las vacunas. Previenen tres millones de muertes al año.

El colágeno aporta fortaleza y flexibilidad a los deportistas

El colágeno puede ser ingerido en la alimentación diaria o como complemento nutricional. Esto aporta al mantenimiento de las articulaciones.

Lo nuevo